PROTEGE TUS PISOS DE MADERA
Por Terza en Octubre 21, 2015
Descubre cómo mantener en buen estado tus superficies y darle un toque de elegancia a tu hogar.

Algo que distingue a los pisos de madera es su calidez y elegancia; un hogar cuya decoración se basa en este tipo de superficies adquiere una imagen única, luminosa, cómoda y sobre todo personal.

Su presencia transforma el ambiente de todos nuestros espacios, contribuye a que cada uno de ellos se convierta en un lugar confortable y acogedor, listo para ofrecernos la tranquilidad que necesitamos en el momento justo. Además, nos proveen otras ventajas importantes como:
  • Repelencia ante sustancias como el polvo y los hongos.
  • Fácil manejo, sobre todo en casos de reparación y/o remodelación.
Si tu casa está decorada con pisos de madera, puedes disfrutar de todos estos beneficios; no obstante, su efecto no es vitalicio, por lo que resulta indispensable darles el cuidado que merecen. Para lograrlo puedes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Aspira tus pisos con regularidad. Los residuos de tierra, asfalto y basura que se adhieren a las suelas de tus zapatos (como resultado de tus actividades cotidianas) pueden estropear las superficies de madera que decoran tu hogar. Por ello, es necesario eliminarlas a tiempo, ¿cómo?, utilizando una aspiradora con cepillos suaves. Esto es fundamental, porque si empleas cepillos rotatorios o accesorios que no garantizan la protección de este material, puedes dañar seriamente tus pisos.

– Evita el uso de trapeadores mojados y agua en abundancia. La humedad es uno de los principales enemigos de la madera, por lo tanto, debes evitar el uso de trapeadores húmedos para limpiarla, ya que estos retienen demasiada agua y extienden el contacto de ésta con el material. Si quieres remover algún líquido o mancha, opta por telas suaves y secas.

– No emplees cualquier producto de limpieza. Si vas a usar algún artículo de limpieza (o abrillantador) para tus pisos, cerciórate de que sus componentes no sean dañinos para la madera. También ten cuidado con los productos que utilizas para conservar la higiene de tus muebles, electrodomésticos y demás objetos alojados en tu casa, porque muchos de ellos pueden derramarse, manchar los acabados de las superficies y dejar una huella indeleble en ellas.

– Coloca esteras en las zonas de mayor tráfico. Para disminuir las posibilidades de que materias extrañas entren a tu hogar y dañen tus pisos de madera, puedes colocar tapetes en las principales vías de acceso. Terza ® te ofrece una gran variedad de tapetes, que te ayudarán a proteger tus maderas y darle un toque de estilo a tu vivienda.

– Mueve con cuatela el mobiliario de tu casa. Cuando necesites cambiar de lugar algún aparato o mueble, hazlo con precaución para evitar lesiones en tu cuerpo y daños en tus pisos. En ningún caso arrastres los objetos por el suelo, de lo contrario, rayarás la superficie.

– Reduce la exposición de la madera a la luz natural. Si bien es cierto que tu casa requiere ventilación, también es verdad que cualquier entrada de rayos ultravioleta resulta perjudicial para la madera. Esta radiación deriva en el decoloramiento del material y la aparición de grietas. Dicha problemática es mucho más frecuente en exteriores, pero también se hace presente en interiores.

Con estas sugerencias, extenderás la vida útil de tus pisos de madera y disfrutarás de ambientes llenos de tranquilidad y confort.


Ahora que ya conoces estos prácticos consejos para ampliar tus espacios reducidos, es momento de poner manos a la obra, dejar volar tu imaginación y crear un ambiente perfecto para disfrutar y compartir con toda tu familia o amigos.